Por Nicole Aravena I.

En el horizonte de la provincia de Arauco podemos dar cuenta de la presencia de Nahuelbuta, o Nawelfvtá según los ancestros mapuche, quienes denominaron a este territorio cordillerano con la significación de “Gran Jaguar”. Esta da inicio específicamente en el tramo sur de la cordillera de la Costa que va desde el río BioBío hasta el río Imperial en Trovolhue, La Araucanía, ubicación que le ha permitido poseer una gran biodiversidad.

 

Bosques de Nahuelbuta Edgardo FloresFotrografía: Bosques de Nahuelbuta, Edgardo Flores

Si bien, este ecosistema es constituido por una exponencial cantidad de especies, también posee diversos factores que lo mantienen en peligro, es por esto que la cordillera de Nahuelbuta forma parte del territorio chileno que se considera uno de los 35 hotspots de biodiversidad en el mundo, designados así por la organización no gubernamental Conservation International (CI).

Traro cordillera de Nahuelbuta Edgardo FlroesFotografía: Traro en Nahuelbuta, Edgardo Flores

El concepto de hotspot o “puntos calientes” de biodiversidad data desde 1988 y es utilizado para designar a los territorios que concentran un mínimo de 1.500 especies de plantas endémicas vasculares, cantidad que equivale al 0,5% del total que existe en el mundo. Además de este criterio, para lograr identificar un lugar como hotspot, este debe mantener un alto estado de amenaza, lo que significa que debe haber perdido al menos el 70% de su superficie, como es el lamentable caso de Chile, en el cual el punto caliente se conforma por la flora altoandina, los bosques lluviosos norpatagónicos, esclerófilos y valdivianos, siendo este último el cual corresponde a la tipología de Nahuelbuta.

ENDEMISMO

Como se mencionó anteriormente, esta tierra mantiene una tipología de “Bosque Valdiviano", característica que se le atribuye a territorios que mantienen un clima templado lluvioso en el que predominan plantas con hojas brillantes y perennes o de larga duración. Este bosque valdiviano debido a su aislamiento cordillerano es considerado una isla biogeográfica, contexto que permite entender el gran porcentaje de endemismo que presenta la cordillera de Nahuelbuta pero ¿Qué es lo endémico?

El naturalista y encargado de biodiversidad y conservación de la Fundación Nahuelbuta Natural Edgardo Flores, lo define como una característica de las especies propias de un territorio geográfico en específico, las cuales no se pueden encontrar de forma natural en ninguna otra parte del mundo. En este sentido, la cordillera de Nahuelbuta posee un alto nivel de endemismo en sus tres reinos: Plantae, Animalia y Fungi.

Zorrito de Darwin Cordillera de Nahuelbuta Edgardo FlroesFotografía: Zorrito de Darwin en Nahuelbuta, Edgardo Flores

Si bien, no existe un catastro que evalúe la cantidad total de plantas endémicas en la cordillera Nahuelbuta, sí existen estudios realizados en delimitaciones más acotadas de la región que permiten dar cuenta de la presencia de estas, como es el caso del Monumento Natural Contulmo, el cual se ubica en una de las estribaciones que surgen de este cordón montañoso, en el que se ha registrado la cifra de 288 especies de plantas, de las que 166 se categorizan nativas y 73 como endémicas o propias del territorio.

tineoFotografía: Tineo en Nahuelbuta, Edgardo Flores

Es así como dentro del paisaje se puede apreciar árboles como el Araucaria, Queule, Ciprés de la Cordillera, Ulmo, Roble, Coigüe, Avellano, Lingue y Canelo, además de la observación de flora arbustiva y herbácea como la enredadera Michay rojo, Lapagueria (Copihue), Voqui, Coguil y la Quilaneja. Por otra parte, se destaca la abundancia y diversidad de helechos, ya que hay una gran presencia de Palmilla, Costilla de vaca, Palito negro y el Ampe.

araucaria 1Fotografía: Araucaria araucana, Edgardo Flores

En este mismo sentido, en otros territorios de la cordillera Nahuelbuta se ha descubierto la presencia de hierbas endémicas como la Mutisia araucana, Haplopappus nahuelbutae, Alstroemeria presliana ssp. australis, además de Isoetes araucaniana, helecho acuático endémico con poblaciones muy fragmentadas entre las comunas de Arauco y Carahue. 

isoete 1Fotografía: Isoetes Araucaniana, Edgardo Flores

Desde otra perspectiva, en el reino animalia el endemismo se visualiza en diversas clases como lo son los insectos, arácnidos, quilópodos y anfibios. Dentro de los insectos se pueden identificar varias especies endémicas entre las cuales se destaca el descubrimiento de Cicindela nahuelbutae, familia que corresponde a los coleópteros conocidos comúnmente como escarabajos.

Diseño sin títuloFotografía: Cicindela nahuelbutae, Edgardo Flores

Por otra parte, entre distintas regiones de este cordón cordillerano se establecen varias especies de arácnidos endémicos, de los que destacan Olbus nahuelbuta y Osornolubus nahuelbuta, arañas que se ubican específicamente en el Parque Nacional. Asimismo, se registran especies de quilópodos o ciempiés endémicos de Nahuelbuta como: Monopia pichinahuel, Burinia coltumensis, Burinia saizis y Anaulacodesmus angolus, registrándose estos tres últimos en el parque del territorio.

En el caso de los anfibios endémicos de Nahuelbuta, se identifican varias especies de las que se destacan: Eupsophus contulmoensis, denominado así por ser descrito originalmente en Contulmo; Eupsophus nahuelbutensis, el cual se encuentra en peligro de extinción, Alsodes barrioi, rana endémica a la que se le descubrió hace un tiempo nuevos territorios de hábitat desde la zona de Arauco hasta Trovolhue con localidades muy fragmentada, y finalmente, Telmatobufo bullocki la cual recientemente se volvió a incluir como endémica de Nahuelbuta. Asimismo, se suma a estos estudios el reciente descubrimiento de Tenoia floresi y Natria mauritius, ambas especies nuevas y endémicas de Nahuelbuta perteneciente al orden de los lepidópteros.

Ranita de Darwin Cordillera de NahuelbutaFotografía: Ranita de Darwin, Edgardo Flores

El reino Fungi si bien mantiene escasos estudios sobre qué especies se presentan en Nahuelbuta, se ha demostrado la coexistencia de al menos 21 especies endémicas de macrohongos, denominados así porque sí se pueden observar a simple vista. Dentro de esta lista se puede presenciar especies de diversos territorios de la cordillera como lo es el Agaricus curanilahuensis, Cortinarius contulmensis, Cortinarius trongolensis y el Psathyrella nahuelbutensis.

AMENAZA

Nahuelbuta si bien posee una gran riqueza en biodiversidad endémica, está en peligro latente. Como se mencionó anteriormente este cordón montañoso forma parte del hotspot chileno, situación que lo mantiene actualmente resistiendo a diversas amenazas, las cuales en su mayoría son actividades antrópicas del hombre.

Por un lado, dentro de los riesgos que corre este ecosistema se encuentra la llegada de especies invasoras, las cuales se caracterizan por adaptarse de forma más fácil a diversas condiciones, motivo por el que logran distribuirse en hábitats que no le son propios. En este sentido Flores explica que: “Estas especies suelen alterar la cadena trófica, ya que si bien no necesariamente esta va ser un depredador de la otra especie, al necesitar el mismo alimento que una endémica, la invasora va tener una mayor ventaja al momento de proveerse, lo que finalmente se entiende como un daño indirecto a lo endémico”.

Unicoforo Cordillera de NahuelbutaFotografía: Unicoforo de Nahuelbuta, Edgardo Flores

Además de la alteración en la cadena alimenticia, se suman factores medioambientales como la disminución de las precipitaciones y la pérdida de vegetación, problemas que se ven relacionados de forma directa con la polución o contaminación del territorio debido a la actividad humana. Dentro de estas se reconoce la ganadería al interior del bosque, ya que los animales al ramonear destruyen las plantas, la sustitución del bosque nativo por la plantación de Pinos y Eucaliptos, el aumento de incendios forestales y la extracción de madera nativa y áridos.

En este sentido, es necesario recordar que las plantaciones forestales ocupan aproximadamente el 45% de la superficie total de Nahuelbuta, llegando a cubrir un 80% de la comuna de Curanilahue. Esta grave situación va en directa relación con la escasa protección e información que se mantiene del territorio, ya que sólo el 3,5% de las 200.000 hectáreas de bosque nativo presente en Nahuelbuta se encuentra protegido por el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (Snaspe).

Cordilelra de Nahuelbuta Cerro PichiNahuelFotografía: Cerro Pichinahuel, Edgardo Flores

Al respecto Flores menciona que: “Evidentemente existe un desapego por parte del Estado en crear políticas que regulen estas actividades en favor del ecosistema, sin embargo, también se evidencia una gran falencia respecto del acceso a la información que genera la ciencia sobre Nahuelbuta, lo cual se encuentra desconectado de lo local, generando un cerco informativo entre los mismos habitantes”.
 

Es así como en este escenario complejo entre lo social y natural surge "Nahuelbuta Natural", fundación que desde el 2011 trabaja con el objetivo de acercar el conocimiento científico de la biodiversidad de Nahuelbuta a los habitantes del territorio por medio de la sistematización de la información y la creación de espacios de difusión, como lo es la constitución de seminarios y el boletín informativo Nahuelbuta Natural, el cual va en su edición número cinco.

Esta iniciativa desarrollada por diversos naturalistas y científicos de la localidad propone romper con el cerco informativo existente a través del estudio en terreno y el conocimiento de la biodiversidad, buscando así, lograr una transformación entre las conexiones naturales y sociales para así promover el interés y la necesidad real de preservar los ecosistemas de este pulmón verde cordillerano, el cual atraviesa un complejo escenario.

Si deseas visitar Nahuelbuta Natural ingresa aquí 

Blog / Noticias

Diseño de sitios y páginas web en Lebu